Seleccionar página

Entrevista a Teodora Vásquez publicada en el número 6 de la “Náhuat, revista de solidaridad con El Salvador” en marzo de 2020.

Mi nombre es Teodora Vásquez, tengo 35 años. Soy del departamento de Ahuachapán, municipio de Tacuba. Tengo un hijo de 16 años. En qué creo? En mí misma. Estoy estudiando un grado técnico en publicidad en la Universidad Alberto Masferrer.

En el año 2017, estando dentro de la prisión, empecé a trabajar con Tiempos Nuevos Teatro. Me eligieron como portavoz para dar acompañamiento a las mujeres que estaban conmigo dentro y, al mismo tiempo, para acompañar aquellas que se incorporaban a los procesos de inserción impulsados por TNT.

Fui contratada por TNT a la semana de haber recuperado mi libertad. Al principio, no sabía ni qué era una organización. Pero TNT me ayudó a descubrir que quería y así poder ayudar a mis compañeras tanto las que quedan dentro como aquellas que lentamente van recuperando la libertad. A lo largo del tiempo hemos apoyado alrededor de 40 mujeres en los diferentes ejes de trabajo: laboral, salud, académico, jurídico, cultural y psicológico.

¿Cuál ha sido tu más preciado aprendizaje en estos años de privación de libertad?

La fortaleza. Lo más difícil que viví fue haber perdido mi hija y separarme de mi hijo. Cuando estaba pasando por los momentos más difíciles de mi vida, me di cuenta de lo fuerte y segura que soy.

¿Cuál es el mayor reto que se te presentó al recuperar tu libertad?

Recuperar la confianza de mi hijo, él creció prácticamente solo. Para los dos fue difícil, pero a medida que pasa el tiempo nos hemos ido conociendo. Tengo un hijo comprensible e inteligente. Él sabe que si estoy trabajando (en el acompañamiento y la organización), no es porque no quiera estar con él.

¿Consideras que el reconocimiento internacional de vuestra lucha está cambiando consciencias en El Salvador?

La lucha que hemos hecho a través de los años ha trascendido fronteras, ésta entrevista es ejemplo de ello. Todavía no se ha llegado a la meta porque gran parte de la población está en contra de la despenalización del aborto, pero ésto no nos detiene para seguir luchando. Hay que seguir hablando, explicando nuestra historia ya que así es como conseguimos sensibilizar a las personas. Nuestra historia puede cambiar las leyes. Un claro ejemplo de cambio, es que hasta el día de hoy, se ha conseguido la libertad de 10 mujeres. Si hubiera un cambio de legislación podríamos sacar a la 18 mujeres que aún están siendo privadas de libertad por el mismo tema.

¿Qué mejorarías para que las mujeres que vuelven a la libertad después de años de prisión lo tuvieran más fácil?

Cuando yo recupero mi libertad se me presentaron muchas dificultades, sobre todo laborales y de salud. Lo mejor que podríamos hacer es facilitar la reinserción a otras mujeres y desde fuera hacer un cambio organizativo para que no vuelvan a enfrentarse a la vulnerabilidad y tengan una puerta abierta donde encontrarán ‘hermanas’ que las acompañen para salir adelante.

¿Como es tu presente, como es tu día a día?

De momento lo veo complejo, porque me estoy adaptando a una nueva manera de vivir y nuevas circunstancias que no tenía planeadas. Mi día a día es la universidad, mi trabajo y el acompañamiento a otras mujeres. Me satisface la confianza que mis compañeras ponen en mí, saben que no las defraudaré. En la universidad me va bien, tengo compañeros que todavía estoy conociendo. Porque mi idea es hacer muchos amigos, poder entrar en este ámbito y hablar sobre los derechos reproductivos para que los jóvenes entiendan que se puede hacer un cambio.

¿Qué planes de futuro tienes, cuál es tu sueño?

Bueno, trabajo con objetivos. Del 2020 al 2022 quiero estar más organizada, que mis compañeras tengan mejores condiciones y haber terminado la universidad. Me veo en una mejor etapa de mi vida. Espero que las cosas estén más tranquilas. No quiero sólo mi bienestar sino, mejorar la situación de mis “hermanas”, porque así como sufrí yo, sufren ellas y nos merecemos una segunda oportunidad. Después de estos dos años quiero que mi hijo comience su universidad y saque su carrera, porque para mí es importante que cumpla sus sueños.

(Visited 11 times, 1 visits today)