Hoy compatimos una noticia que nos llena de alegria: nuestra compañera y amiga Teodora Vásquez ha sido galardonada este 11 de octubre de 2018 con el premio sueco de derechos humanos Per Anger por su lucha tras pasar once años encarcelada por aborto. Un reconocimiento que nos anima a seguir luchando por los derechos de las mujeres y la despenalización del aborto en El Salvador. 

Os reproducimos un extracto de la noticia aparecida en la portada de La Prensa Gráfica de El Salvador que también ha aparecido publicada en diferentes medios internacionales.

El jurado motivó el premio por la necesidad de llamar la atención sobre las “devastadoras” consecuencias que las “restrictivas” leyes contra el aborto de El Salvador tienen sobre las vidas de las mujeres y resaltó que Vásquez ha luchado por cambiar la legislación tanto mientras estaba encarcelada como después de ser liberada. En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias.

El jurado motivó el premio por la necesidad de llamar la atención sobre las “devastadoras” consecuencias que las “restrictivas” leyes contra el aborto de El Salvador tienen sobre las vidas de las mujeres y resaltó que Vásquez ha luchado por cambiar la legislación tanto mientras estaba encarcelada como después de ser liberada.

“Teodora del Carmen Vásquez ha convertido un dolor personal en fuerza para ayudar a otros. Seguir luchando tras diez años en prisión no es solo único, exige también mucho valor”, señaló en un comunicado la presidenta del jurado, Ingrid Lomfors. En el escrito, Vásquez consideró el galardón “un símbolo para continuar la lucha por los derechos humanos de las mujeres”.

El premio Per Anger fue creado en 2004 por el Gobierno sueco para promover los derechos humanos y la democracia y es entregado cada año por el Foro para la historia viviente, organismo que depende del Ministerio de Cultura, a propuesta de varias organizaciones no gubernamentales. Per Anger fue secretario de la legación diplomática sueca en Budapest y fue quien tomó la iniciativa para salvar a muchas personas de las persecuciones y ejecuciones durante la ocupación nazi de Hungría.

Vásquez dio a luz a un bebé muerto en 2007, después de sentir unos dolores repentinos y muy fuertes mientras estaba trabajando. El Ministerio de Justicia de El Salvador conmutó la condena de Teodora, pero no anuló la declaración de culpabilidad ni reconoció su inocencia.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias.

(Visited 19 times, 1 visits today)